2/12/2009

Defensa del código en Afganistán... y en España


Por lo que he vivido el día de ayer, sé que tengo que visitar una tumba más en Arlington cuando vuelva a Washington D.C.. Habrá que seguir protegiendo el código, pese a todo. Me explico:

El 1st Squadron, 61st Cavalry Regiment, 4th BCT, 101st Airborne Division de Fort Campbell, KY de Ejército de los EE.UU. está combatiendo en Afganistán.

Ayer, el Dallas News (Texas) daba la siguiente información: U.S. troops in Afghanistan wage uphill battle against defeat. Hay información operativa muy util. Combaten duramente, si, pero afirman: "la parte no letal del trabajo es la llave del exito".

Contra lo que sucedía en Vietnam cuando se calculaba el éxito operativo por el número de cadáveres de "enemigos" que se contaban tras el choque, esta gente ha contado 75 enemigos muertos desde que llegaron el 20 de marzo pasado a su zona de operaciones. Los afganos les dicen que la cifra real es de entre 250 y 300. La clave de la victoria -nivel táctico- está en el hecho de que son los afganos quienes deciden, al igual que muchos vietnamitas decidieron, quien está ganando.

La foto arriba inserta señala la composición etnica de esta unidad de reconocimiento aerotransportada que opera a bordo de MRAP's, helicópteros y a pie. Los que aparecen son -de izquierda a derecha- los sargentos Corey Tack, Charles González y Oscar Macías. Detrás de ellos, un MRAP, posiblemente un RG-31. Macías está en el ejército para limpiar el nombre de la familia: un tío suyo fue detenido y condenado por tráfico de drogas entre México y EE.UU. en Texas.

Este escuadrón ha heredado los honores del 601st Tank Destroyers, donde un joven desarraigado se convirtió en el soldado más condecorado de los EE.UU. durante la Segunda Guerra Mundial. Inmediatamente después sufrió post-traumatic stress disorder (PTSD). Audie Leon Murphy fue luego actor. En La medalla roja al valor (1951) hizo el papel de cobarde que llega a héroe durante la Guerra de Secesión. En To Hell and Back (1955) representó su propia experiencia bélica y en El americano tranquilo EE.UU. (1958), hizo el papel del idealista agente estadounidense que del trabajo humanitario termina haciendo cobertura para poner bombas en Hanoi.

Por cierto, algún "mcarthysta" acusó a Murphy de "rojo"; algún "retardado" hoy le acusaría de militarista. El hecho es que, en 1999, el entonces gobernador George W. Bush declaró que cada 20 de junio se celebraría el "Audie Murphy Day" en el Estado de Texas, como así se hace desde entonces. Creo que un tal Shinseki -hoy Secretario del Departamento de Asuntos de los Veteranos- tiene ideas muy similares a las que defendió Murphy respecto del respeto y del trato que hay que dar a la gente que se la ha jugado en defensa de "todos los nuestros". En la foto, la tumba de Audie Leon Murphy en el Arlington National Cementery...

El código sigue sin ser desvelado, ciertamente: alguien va a pedir más esfuerzos españoles en Afganistán, civiles y militares.

"Sólo los muertos han visto el fin de la guerra" (George Santayana)

10 comentarios:

madisonrepublicano dijo...

La guerra de Vietnam no la ganó ninguna guerrilla. Las ofensivas norvietnamitas de los años 70 fueron más grandes que, por ejemplo, la batalla de las Ardenas. El "pueblo" no fue en ningún caso un elemento decisivo de esa guerra. Vietnam es hasta hoy, la tercera guerra más grande de la historia, en términos convencionales. Fue una guerra convencional, librada eso sí, como hoy se dice (muy cursi y estúpidamente), de forma asimétrica. Tampoco hay que confundir guerrilla con insurgencia. Algo que se hace casi siempre que se habla de esa guerra. La parte de la guerra de guerrillas como guerra popular,o insurgente, o como se la quiera llamar, fracasó de manera muy miserable en el Tet. Fracasó debido a la inmensa superioridad material de los USA, y a que, en verdad, como se descubrió sobre la marcha, la gran mayoría del "pueblo" no estaba involucrada en ninguna clase de conflicto subversivo contra los capitalistas-imperialistas-occidentales.

Afganistán es una guerra infinitamente más sencilla que la de Vietnam. Por no hablar de que el talibán es bastante más estúpido y muy poco silibino, en comparación con los "charlies". Sólo la falta de valor y de audacia por parte de los mandos está haciendo que no la ganemos. Haciendo la guerra de puntillas a cuenta gotas no ganaremos, como se domostró en Irak en 2003, o en la recientísima guerra de Gaza. En cntra de lo que piensan, increiblemente, no pocos militares profesionales con mala conciencia, no se ganan jamás con delicados equilibrios. Se ganan con aplastamiento, incluso en las dichosas COIN, aunque en ellas ha de emplearse una violencia escasa. El fracaso hasta ahora en Afganistán, es lo único que puede esperarse de un conjunto de paises que fueron asustados como chiquillos por la ridiculez de la actual Rusia en 2008.

La URSS, el vietcong o el NVA, esos son enemigos de verdad. No la actual Rusia, el talibán, o Al Qaeda.

Jorge Aspizua Turrión dijo...

Querido Madison

Pese a la parte de razón que tienes, no comparto tu enfoquev "jominiano". Como le dijo uno de los negociadores vietnamitas a otro estadounidense en París: "Que Uds. ganen todas las batallas campales importa muy poco".

madisonrepublicano dijo...

En ningún caso soy yo "jominiano". A Clasewitz lo tengo leido e interiorizado. Y desde luego aplico el enfoque fenoménológico (como hace Clausewitz) no sólo a los temas militares, sino a toda la Ciencia Social. Por ejemplo, en Economía creo en Menger y Mises, no en el meterialismo de Smith, Marxistas, Socialistas de Cátedra, o en el Insticionalismo americano (estos tres últimos, además son historicistas, puaj). O en Sociología, que soy muy Weberiano, y poco Marxista y nada Neopositivista. Mis fundamentos filosóficos-gnosológicos bien pueden situarse en el superior subjetivismo de Hume, y no en el materialismo de Locke.

Pero, una vez dicho esto, no puedes olvidar, mi estimado y admirado Jorge, que todo tiene su peligro. El el pecado del método subjetivista y fenomenológico, es, como no puede ser de otra manera, el Idealismo, en contraposición a la ladera factual de lo cósico. Recuerda que incliso Clausewitz dice en su más famoso libro ("De la guerra", el de "la campaña de 1812" es un poco infumable), que no hay batalla que se haya ganado con una inferioridad superior de 1 a 2. Esto sólo como un ejemplo, para que el maestro no sea la escusa y la cobertura de idealista y de planes imposibles. También recordar, ya fuera del ámbito clusewitzciano, que la COIN siempre se basa (aunque no solamente) en una gran superioridad numérica. Tal es así, que Petraeus basa siempre sus planses COIN en la superioridad numérica contra el enemigo insurgente. En Irak eso lo consiguió con un moderado incremento de tropas americanas, y sobre todo, haciendo efectiva esa superioridad sacando los soldaditos a la calle, y lejos de las grandes bases. A la par que contaba con el entonces ya mucho menos desdeñable Ejército iraquí.

Y si bien es cierto que en Vietnam los USA no perdieron una sola batalla campal, no es menos cierto, que los USA perdieron en todas los operaciones militares de importancia. Y el objetivo de toda campaña no es ganar las batallas, sino lograr los objetivos que se a propuesto en dicha campaña. Además que los USA planificaron muy mal las Operaciones efectuadas, la mayoría de las veces por que fallaban a la hora de fijar objetivos que fueran alcanzables y decisivos, sin que haya que olvidar otros fallos. Bien puede decirse que la única Operación militar llevada con éxito en Vietnam por los USA, fue Linebacker I (y quizás la sanguinaria Operación Phenix), que no dejó de tener unas metas muy conservadores y de vulgar contención, cuando la guerra no se daba por ganable, sino intertar que no fuera perdible. También hay que recordar, que al final, quién logró hacer campañas y batallas exitosas (convencionales y de gran tamaño) para alcanzar objetivos alcanzables y decisivos, fue el NVA.

Pero bueno, que mi anterior comentario no puede ser acusado de "jominiano". De hecho soy clausewitzciano, mi comentario anterior era demasiado escueto. Además que Jomini no era tan malo. Los grandes elogios que le dedicó Napoleón no fueron gratuitos.

Y salud.

Fisher dijo...

La frase "Sólo los muertos han visto el fin de la guerra" me parece que la dijo Platón.

Un saludo

Jorge Aspizua Turrión dijo...

Fisher:

También creía que era Platón el autor, pero otros amables visitantes de este minarete me enseñaron que fue Santayana. al parecer la confusión la creó McArthur en su discurso de despedida como militar en West Point.

http://plato-dialogues.org/faq/faq008.htm

Jorge Aspizua Turrión dijo...

Madison:

Napoleón terminó en Santa Helena. Un tal Wellington le sobrevivió largo tiempo.

Linebacker (y Phoenix, alguno de cuyos veteranos he tratado y saben lo que me han contado) no sirvió para nada. Todavía esta Giap riéndose...

madisonrepublicano dijo...

Bueno. Linebacker I sí sirvió para bastante, si no fuera por esa operación la guerra habría acabado en el 72. Lo de Phoenix es cierto que es más discutible, pero lo cierto es que el territorio controlado por los congs se redujo bastante, aunque fue una operación inecesariamente violenta, ya que se podría haber conseguido los mismo con muchos menos asesinatos. Linebacker II fue inecesaria militarmente, pero políticamente sí lo era (¿imprescindible?) en el plan de vietnamización, ya que estaba enfocada al especto psicológico de la credebilidad de la teoría elemental de la Disuación. Otra cosa fue lo que terminó pasando por las decisiones tomadas por un muy pusilánime, aburguesado y débil Congreso. O lo decidido en el 75 por el impedido mental del presidente Ford.

Es aceptado que el Napoleón de Waterloo no era el mismo hombre que había sido. En cualquier caso, Wellington era un militar bastante inferior a Napoleón. No hay que ser un genio de la Historia Militar para darse cuenta de eso. Wellington jugó muy bien su gran baza, la gigantesca superioridad numérica de la Coalición contra la tropas francesas. Eso forzó a Napoleón a luchar el día y en el lugar que le descubrieron los topógrafos del ejército inglés a Wellington, terreno muy propicio. El clima fue malo, por la lluvia nocturna que inutilizaba la preparación artillera. Los prusianos estaban a sólo unas horas de Waterloo, por lo que ese lugar era la última oportunidad de Napoleón de batir a la Coalición por separado. Por eso, apesar de que Napoleón sabía de que iba a luchar en una posición inferior, no tuvo más remedio que aceptar la batalla que le proponía el mucho menos inteligente Wellington, y jugarse el todo por el todo. Wellington libró una batalla muy poco audaz, aprovechando que la elección del terreno propicio frenara temporalmente a Napoleón, hasta la llegada de los prusianos, en pocas horas. Fue Waterloo una batalla muy poco interesante, con escasos movimientos audaces que desequilibraran al enemigo, como suelen hacer los genios militares en sus batallas campales. Se quedó quieto Wellington, esperando y rezando para aguatar el tiempo suficiente, sabedor de su manifiesta inferioridad intelectual, en un devenir dinámico, frente a Napoleón. El plan wellingtoniano no hubiera aguantado a la infantería napoleónica en los buenos tiempos, aunque quizás sí en los apresurados "100 días", y por una vez, increiblemente, la Guardia Imperial se retiró, tras el ataque principal en el momento culminante. Contra la Guardia de toda la vida, Wellington no habría aguantado y se tendría que haber retirado a toda prisa si no hubiese querido ser aniquilado. Pero pasó lo que pasó, y el adoptar ese plan cobarde y poco audaz e imaginativo, terminó resultando con la llegada, a lo lejos, de los prusianos. Justo a tiempo. La noticia de esa llegada se propagó, y ocurrió ese momento psicológico en el que la gente se da por vencida. Pero eso nunca habría ocurrido sin la inmensa superioridad numérica de la Coalición, ojo con eso. Como ves, no es una batalla de la que sentirse orgulloso, no es que le quita mérito a Wellington, ya que aprovechó las oportunidades que las circusntancias le daban, pero desde luego no le da ninguna gloria. Que por algo Napoleón es considerado uno de los más grandes genios.

Y Giap no ganó batallas a los USA, el diseñó el Tet, con sus absurdas teoría de "guerra popular", con gran fracaso, hasta el punto que fue removido. No era la primera vez que cometía un error parecido, contra los franceses hizo varios errores similares (aunque los franceses cometieron muchos más errores). Y a ofensiva del 72 la frenó en seco Linebacker I. En lo del 75 USA ya no estaba, si el majadero de Ford hubiera hecho una Linebacker III probablemente todavía existiera Vietnam del Sur, como aún existe Corea del Sur.

Jorge Aspizua Turrión dijo...

Querido Madison

Giap. Su jefe de obra en Dien Bien Phu, en la defensa antiaérea y de protección civil frente a Linebacker:

Francisco Ciutat de Miguel. Escuela de Estado Mayor 1935-1936. Madrid.

Luego, Bahia de Cochinos y sistema de defensa de la Cuba de los Castro.

http://laharkadeaspizua.blogspot.com/2006/07/qu-buena-memoria-la-de-juan-benet.html

madisonrepublicano dijo...

Gracias por el apunte de Die Bien Phu. Pero no quita que Tet fuera uno de los mayores fiascos del siglo XX. DBP fue una batalla completamente convencional, en la que el corte de las líneas de comunicación (artillería antiárea que impedía aprovisionamientos, y una inútil campaña de interdicción francesa), y la gran superioridad numérica y artillera (a favor de Giap) jugaron los papeles decisivos.

Pero bueno, que quede claro que no soy "jominiano". Sólo hay que ver como se comportaron las tropas coloniales francesas ante la adversidad más dura, y como lo hicieron los europeos.

En cualquier caso, me parece que es Petraus el que dice que hay que incrementar bastante las tropas USA y de aliados occidentales dispuestos a luchar. A la vez que espera que se construya un gran ejército Afgano. Como elementos imprescindibles para ganar. Que luego, el entorno de seguridad propicio para el acuerdo político y que será el pináculo de la victoria, eso es otra cosa, es el paso final. Pero primero, y necesario, para ganar, o por lo menos no perder, es mucha más cantidad de tropas.

madisonrepublicano dijo...

No doy más la brasa.

"Los talibanes están ganando"..."los talibanes se ven muy seguros de ellos mismos, con mucha confianza todo el tiempo, como si el ejército estadounidense no estuviera en su país"..."A los afganos no les gusta que extranjeros ocupen su país, no les gusta que los estadounidenses bombardeen sus pueblos".

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_7881000/7881822.stm


El decálogo del general Petraeus... "Es necesario un incremento de tropas y medios. Pero su eficacia depende de cómo serán empleadas y de cómo serán vistas por la población".

http://www.elpais.com/articulo/internacional/decalogo/general/Petraeus/elpepuint/20090212elpepiint_8/Tes