9/15/2008

Afganistán, el "mal francés" y Europa: ZARAGOZA


Publica El País el domingo un reportaje de J.M. Font Dar voz al asesino sobre la ineficacia militar francesa en Afganistán demostrada el pasado agosto en una terrible emboscada, ya tratada aquí.

Ya en agosto, cuando se produjo la emboscada afgana, se publicaron en ese medio artículos como Generales críticos con la guerra.

Concluye El País con un editorial El problema afgano, cuya "solución final" es copia de cierto informe de FRIDE, Afganistán, los límites de la contrainsurgencia, publicado el pasado 1º de agosto. De seguirlo, "a la larga", ni París tendrá nada que decir.

El "mal francés" es europeo.

Hasta el genocidio de Ruanda, producto de grandes salones y despachos, los militares franceses -con unidades de "centuriones" que fueron emboscadas en Afganistán- supieron librar -e ir ganando- "guerras irregulares". Luego de 1994, más los chinos que los anglosajones, se ha ido demostrando que Europa, de la mano de Francia o no, pinta cada vez menos en África. La Cumbre Euroafricana celebrada en Lisboa demostró hasta qué punto los sátrapas negros se han emancipado de los antiguos patrones y patronos...

Hoy, la Francia de los grandes salones y despachos -incluídos los de l'Ecole Militaire- está desorientada. Evidentemente, otro tanto pasa con la Europa que lidera Francia con permiso de Alemania usando de su diplomacia, su "academia" y su dinero. El arma nuclear francesa ha dejado de ser útil (Georgia in my Mind) como factor de disuasión: le pourrisement de las elites y de las masas -ambas siempre poco democráticas- es evidente, salvo para los ciegos, dentro de nuestras fronteras físicas y mentales. En Francia -y en Europa- se debería prohibir La Marsellesa (hermosa Mireille Mathieu) pues ya no hay ciudadanos, sólo consumidores aspirantes a rentistas jubilados.

Por ello, no hay "véndeanos" como Clemenceau, no hay "judíos" como Blum; ni siquiera un "valón" titiritero genial como lo fuera De Gaulle. No es de extrañar, pues no hay Bernanos ni Camus. A Sarkozy, quizá, le espera peor suerte que a un Mendés France.

Hay, cierto es, algunos, pocos jóvenes centuriones inteligentes, algún Soustelle con vergüenza y algún periodista decente, Secret Défense. Pero dominan los abjuros Danieles y, sobre todo, los golfos.

Los golfos

Dícese para Francia -y para la Europa- de quienes han seguido construyendo un Ejército "Maginot" para el Rin esperando -como ganado estabulado- a un enemigo que hoy tiene acciones en nuestras empresas; de quienes han seguido, "impasible el ademán", fomentando un caza como el Rafale, bueno para nada teniendo en cuenta el precio, que no el valor, y una imaginería republicana que poco tiene ver con la gloria de Francia que es, esa sí, parte de la Europa que dió pié a la mejor Constitución de entre las vigentes.

Dicho esto desde Madrid, puede resultar ofensivo. Mal de muchos en Europa, epidemia en la Pradera de San Antonio: 26 jóvenes detenidos en una riña multitudinaria en Madrid mientras nos refocilábamos los chulapos y las chulapas en la llamada Noche en Blanco, avec Mr. Almodovár, titular, ¡o la, la!, de la Légion d'Honneur.

¿Triunfarán Los Mamelucos?

Malo será que lleguen los nuevos "bonapartistas" como alternativa a Putin y sus boyardos del FSB/GAZPROM.

Tengan en cuenta a José Álvarez Junco: Que no nos den una versión falseada de la Historia. También a El Alijar: Contra el ensimismamiento. También a Juliana, "Elogio de Zaragoza" en La Vanguardia, de Barcelona, que debería haber titulado O a Zaragoza, o al pozo: "Somos una cartografía variable, una confederación de expectativas y estados de ánimo en movimiento"; oseasé, CaesarAugusta, con tono de viejas canciones de Soldaditos de Navarra.

4 comentarios:

madisonrepublicano dijo...

Francia es un fraude.

El País, como siempre, el perfecto cantamañanas inútil total, los mismitos que se pusieron del lado del "Informe Baker", el colmo de la inutilidad intelectual absoluta, los que decían que en Irak no se podía ganar, que mandar más soldados solo sirve para poner más blancos al enemigo. Esa gente, que el 12 de septiembre decía que los atentados fueron un ataque contra nuestra civilización y que debíamos cumplir nuestros compromisos defensivos, esos mismos, dicen lo que dicen porque de alguna manera quieren ganar guerras sin combatir. Yo los mandaba a Afganistán, pero no a informar, sino a hacer de escudos humanos a las tropas de combate y para abrir campos de minas a pie descalzo. Un batallón de castigo, los Aguilar´s Boys.

Anónimo dijo...

A cada cosa por su nombre y a cada uno lo que le corresponde.A los políticos corresponde la solución "civil" y a los militares, está claro. Y entre ambos haciéndose escuchar, los combatientes de "paisano". Y mas valdria recuperar viejas enseñanzas, hay unas cuantas...en el Sahara, en Indochina, en Malasia. Y desmontar de las monturas y patear el terreno...conocerlo y amarlo si es llegado el caso, todo lo demas es simple y excitante "japoneseo", eso si con buenas dietas. Un saludo

madisonrepublicano dijo...

Sí señor, el cannon está para respetarlo, alabarlo y leerlo .David Galula, Robert Thompson,... y ver pelis como "La batalla de Argel".

Saludos.

madisonrepublicano dijo...

Muerde la bala.


http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/international/newsid_7617000/7617012.stm

Tengo que admitir que el cine de catástrofe produce una atracción extraña.