8/30/2006

15 años después: Rusia avanza peones

El 25 de agosto de 1991, el mariscal de la Unión Soviética Sergei Ajromeiev, jefe del Estado Mayor soviético entre 1984 y 1988 y consejero de Gorbachov, cometió suicidio.
Ajromeiev había participado en el intento de golpe de Estado que a punto estuvo de llevar a Rusia a la guerra civil. Hombre clave en la negociación de las reducción del número de armas nucleares durante la perestroika, fue uno de los reformistas soviéticos que se vió superado por los acontecimientos: perdió toda esperanza en el futuro.
Los que no la perdieron, Putin entre ellos, están empezando a obtener los frutos de mucho tiempo de trabajo esforzado, de previsión rigurosa y de acción constante.
Quince años después Rusia acaba de realizar dos avances de suma importancia para el futuro de Europa:
  1. Gazprom, junto a las alemanas BASF y E.ON, establecen el acuerdo final para la construcción del Gaseoducto del Norte de Europa (NEGP) que asegurará -y controlará- el suministro de gas a la Europa Central hasta 2036, orillando físicamente a los antiguos países del Pacto de Varsovia, empezando por Polonia, y
  2. Ha adquirido un 5% la empresa europeo de armamento y alta tecnología EADS a través del banco público Vneshtorgbank (VTB). Al parecer la compra se ha realizado a través de una operación bursátil ni avisada ni pactada, ni con alemanes ni con franceses, cuyas declaraciones públicas siempre habían ido en contra de más participaciones estatales en EADS. Pese a ello, Rusia como Estado ha logrado un puesto en el consejo de administración de EADS anunciando VTB que tiene intención de permanencia y ampliación de intereses en la compañía.

En primer tiempo de saludo, la Comisión Europea -y el Partido Popular español- no dicen ni pío sobre la primera maniobra ruso-germana, que limita aún más la libertad de facto en el mercado energético para toda Europa.

En relación con la segunda, parece que algunos intereses españoles evalúan el enviar una nueva División Azul, a modo de peonada, para sostener la ofensiva que viene del viejo frente central. La financiación correría, cómo no, por cuenta de ENDESA, que aportaría además la cobertura académica y periodística precisas.

En todo caso, hurra por Rusia.

2 comentarios:

Fabio Mäximo dijo...

¡Qué viene los rusos!
Pues lo EADS me parece muy bien, al igual que lo del gaseoducto. ¿Pero no habíamos quedado en la UE y en la OTAN y en etc., etc. que había que anclar a Rusia en Europa y en el mundo occidental? ¿No era deseable que se estrechase cuanto más mejor la colaboración entre Rusia y la UE por la estabilidad y la paz y el bienestar y el desarrollo y no sé cuantas cosas más? Pues de eso se trata ¿o no? ¿o es que molesta que Rusia sea un socio y colaborador con el que haya que tratar de igual a igual?
En cuanto a la referencia a España, que yo sepa la legislación alemana incluye salvaguardas sobre la participación extranjera en su mercado energético...por razones estratégicas y de seguridad nacional (aunque no lo llamen así). En el caso francés...sobran comentarios. No veo la razón por la que España no pueda hacer lo mismo.
De todas formas, en España el problema principal es que somos el país de la UE con mayor dependencia de los combustibles fósiles -importados- que nos venden países con los que nos une una entrañable amistad que se remonta a la noche de los tiempos. ¡Más centrales nucleares ya!

Jorge Aspizua Turrión dijo...

Gracias, Fabio Máximo,por tu comentario.

Debo señalar que, si el tiempo que todo esto anuncia lo permite, y con el permiso de la autoridad correspondiente, la Cumbre de la OTAN, a celebrar en Riga en noviembre próximo, tendrá que lidiar con estos toros.

Saludos desde Madrid, La Harka (subsección Barça)