11/14/2009

FAES/GEES certifica la ineficacia de las FAS profesionales, quién lo diría


FAES/GEES publica Fuerzas Armadas en entredicho. Termina recomendando recurrir cada vez más a las PMC's (Compañias Militares Privadas). No si acierto, señala que en las misiones en curso, nuestras Fuerzas Armadas tienen tantas limitaciones operativas (reglas de enfrentamiento, medios obsoletos e, incluso añadiría, falta de entrenamiento) que las hace casi inservibles.

Parte alicuota de lo que hoy sucede se la debe adjudicar Aznar durante sus dos mandatos. Se insistió en Irak en el mismo argumento que ZP sostiene en Afganistán (pregunten si no, a los mandos del USMC en Nayaf y Diwaniya durante el periodo a partir del relato recogido en ATENEA de este mes de noviembre), se descuidó gravemente la renovación del parque de blindados eficientes en guerras irregulares y de helicópteros (esos UH-1H con problemas de corrosión 35 años después de construidos) y, finalmente, se consideró que una tropa y marinería profesionales no tendría arraigo que perder de formar parte de unidades expedicionarias.

Hoy, los Ejércitos -cuyos integrantes forman familias en las que los cónyuges de los milites suelen tener empleo fijo en la administración o pequeños negocios- están cada vez más anclados en las guarniciones. La no oficial distinción entre el Ejército de Madrid y el de provincias ha desaparecido: las leyes que han corregido el desastre en la recluta y que han intentado racionalizar y dignificar la carrera militar homologando a los milites con sus pares universitarios han llegado tarde y, sobre todo, sin fondos para ser aplicados aun en tiempos de crisis económica.

Bardají y Cosidó ya defendían -contra el programa de su partido- el concepto de que un ejército de recluta bajo contrato saldría más barato que el basado en la recluta obligatoria. Estábamos en 1994 y condensaban en su teórica en el INCIPE presidido entonces por Eduardo Serra Rexach:.ESPAÑA Y SU DEFENSA 1994: El aumento de la vulnerabilidad. En su página 39 de las 52 de las que consta dicho documento se afirmaba algo que hoy servidor también podría firmar tras la suma de dos años finales del 'felipato', ocho -con cuatro de mayoría absoluta- del 'aznarato' y los casi seis que llevamos de gestión de ZP:

"Todos estos conflictos han contribuido, junto con la frustración profesional que provoca la carencia de medios y el escaso reconocimiento social que reciben, a incrementar la desmoralización y desmotivación de los profesionales de la milicia. Empiezan a darse algunos casos de absentismo en unidades especialmente maltratados por la escasez de recursos. Un "pasotismo" cada vez más generalizado se extiende ante una situación profesional y personal que se deteriora progresivamente".

En el Pacto del Majéstic, Pujol y Aznar buscaron engañarse el uno al otro a la vez que se autoengañaban. Se liquidó el modelo de Fuerzas Armadas basado en la conscripción sin apenas planificación, paliándose ya bajo la gestión de Bono el desastre: más dinero para incrementar la recluta y homologación de sueldos militares con los del sector civil de la Administración Central del Estado.

Pero nada de ello parece servir ya. Las PMC han visto regulada su actividad en España a raíz del caso "Alakrana", en una medida que en absoluto ha sido improvisada: por lo menos, hace 18 meses que los estudios internos de Defensa ya contemplaban esa regulación y los sistemas de contratación y control de las actividades de las PMC 'españolas'. Alguien -persona o grupo de personas- avisó ya en 1997 de esa posibilidad toda vez que legislación, usos y costumbres harían inviable la implicación de fuerzas regulares en operaciones de guerra en el exterior, creando crisis internas en muy diversos planos corporativos y sociales. Callaré sobre quienes no se traicionaron no callando entonces, salvo una excepción: Julián Arévalo, fallecido ya hace un año, ex Secretario y ex Subsecretario de Defensa en el equipo que formó Julián García Vargas...

Bardají y Cosidó deberían hoy ser conscientes de que el Ejército profesional que propugnaban es más caro que el basado en el anterior modelo. Más caro será usar de PMC's pero al menos el negocio en torno a Defensa se dinamiza. El coste final ya se verá. De momento, conviene repasar la historia de nuestros Tercios y sus auxiliares, los conddotieri italianos y alemanes que como PMC's trabajaban por el mejor postor.

Estamos, queridos Cosidó y Bardají -por culpa de todos, sea la verdad dicha- en la reedición de la Guerra de los 30 años, aquella dónde Portugal se independizó haciendo inviable la consideración de la Península Ibérica como "ciudadela inexpugnable" de la Monarquía Hispana. Guerra en la que el agotamiento fiscal de la Corona de Castilla llevó al intento -Unión de Armas- de crear nuevos impurestos en los territorios de la Corona de Aragón, generando así la "cuestión catalana" que llega hasta nuestros días. Guerra, al cabo, que paralizó definitivamente la construcción de la capital del Imperio en torno al Monasterio-Palacio de El Escorial, otrora severa sede del real gobierno y todavía hoy cripta de la realeza de las Españas y, también, no hace mucho, sede de eventos sociales de gran calado, organizados por "El Bigotes", ese Ecclestone tan a mano...

En la foto, el BMR en el que murió la soldado Idoia Rodríguez. La segunda modernización -ejecutada durante el 'aznarato' y parte del mandato ZP- del sistema no solventó la debilidad estructural de las soldaduras de las planchas de blindaje inferiores, protectoras -es un decir- del puesto de conducción y del motor ubicados bajo el eje delantero.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

De la falta de entrenamiento sólo responde quien no ha proporcionado los medios necesarios. La ironía es que los mercenarios españoles vienen formados de los mismos centros, teóricamente, deficitarios y sin embargo se los considera mejor preparados.

De los medios obsoletos un poco más de lo mismo. ¿Se hubiesen desarrollado los MRAP que Blackwater alquila ahora sin la demanda de un DoD? De momento ninguna empresa privada tiene la capacidad de afrontar los costes de desarrollo de sistemas de armas de cierta complejidad (eso, los costes para el estado del desarrollo de armamento, debería cambiar, pero esa es otra historia que no requiere iniciativa privada, si no iniciativa a secas. Ahí el mercado ha fallado estrepitosamente).

El asunto, claro, está en que nadie va a preguntar por la idoneídad de los medios, o sea por las condiciones de seguridad en su trabajo, de los trabajadores de esas PMCs. Estos se comprarán de acuerdo a las reglas frías del mercado y su idoneídad se medirá por el balance de beneficios donde una muerte serán sus costes económicos para la empresa y nada más. Los costos siempre pueden reducirse contratando a TCNs, que ya forman la mayoría de las fuerzas de contrato en Afganistan, por los que nadie pregunta y cuyas muertes nadie cuantifica en los periódicos.

Decir que las reglas de enfrentamiento son una limitación es olvidar la naturaleza de las misiones en las que en principio ha concurrido con su apoyo la sociedad democrática.

La pregunta subyacente, que desde luego el GEES jamás se hará en voz alta es, empero, ¿para qué necesitamos más libertad de acción en ciertos escenarios? ¿Ha expresado democráticamente la sociedad española su deseo de adoptar una política de intervención armada directa y sin restricciones fuera de sus fronteras?

Esa es una pregunta que hay que hacer y responder antes de emocionarse con juguetitos y mercenarios nuevos. En el caso Alakrana, me parece recordar, ni las familias ni el armador han ido por ahí, sino precisamente por todo lo contrario.

Quien se ponga nostálgico y se acuerde de aquello tan bonito de que el Vietcong venció porque supo poner de manifiesto el divorcio entre las intenciones de la Casa Blanca y lo que el pueblo americano estaba dispuesto a tolerar para que se llevasen a cabo, que se pregunte...

¿Al necesitar mercenarios para no socavar la "popularidad" de ciertos compromisos, no estamos ya avanzando precisamente por el sendero en el que al tío Ho nos gustaría vernos...?

Saludos,

El Encubierto

JErwin dijo...

vayamos por partes como dijo jack el destripador... la pena de las FFAA,s no es el no tener un sueldo digno o equiparado, no es el no tener un material adecuado, no es el no tener unas instalaciones acordes... es el no tener el apoyo (o los cojones) del partido en el poder para poder realizar las misiones encomendadas (afganistan, somalia), las ROES se pueden cambiar rapidamente, SI SE QUIERE, y ese es el problema que ZP esta hipotecado con los del NO A LA GUERRA y colegas que durante tiempo le hicieron el juego contra la GUERRA del "aznarato". ahora va a guerrear el pacifista, pues eso, que no.

kiko dijo...

< De acuerdo, pero añado.
Y yo me pregunto: ¿Cual era la hipoteca del Sr. Aznar para no reconocer en su dia la naturaleza de la misión en Iraq? La misma que la de Zpé. La falta de VALOR.

El Sargento de Hierro.

Antonio dijo...

Efctivamente, si bien ZP es un pusilánime, nuestras tropas en Irak funcionaron exactamente igual que las que tenemos ahora: perfil bajo, ni un tiro, ni una baja, antes cobardes que lesionados. Aunque está lo d ePerejil. Se podrá pensar lo que se quiera pero estoy seguro que con ZP los marroquíes jamás hubieran arriado su bandera de allí. Y a saber a dónde habrían llegado ya.