10/26/2009

El legado de Sabino, noticias de Cataluña y una encuesta del Ejército de Tierra


No le traté. Sufrí -en la medida en que servidor era y es periférico respecto de los núcleos del sistema de poder en España- los efectos de la "perotiada", escandalera inducida por periodistas, banqueros-empresarios y políticos ávidos de poder. Creo que a él le pasó, en su alta posición de influencia, lo propio. Y supongo que, hasta su último suspiro, siempre le molestó que se usara del nombre del Rey para defender intereses particulares.

Era heredero de una tradición centralista, propia de funcionarios civiles y militares al servicio del Estado configurado desde 1714 hasta 1978. Es curioso comprobar como TV3, la televisión pública más plural que hay en España ha tratado la noticia de su fallecimiento: con respeto. Recomiendo seguir la entrevista que -post mortem- emitirá dicha televisión pública catalana.

¿Cuál es su legado? Posiblemente, el de la coherencia en su sentido de servicio. Uno puede no coincidir con sus opiniones y decisiones. A mi amigo Santiago Abascal, líder de DENAES, asociación que Sabino apoyó personalmente y de la que era patrono de honor, le consta ese hecho. Junto a un buen estratega del independentismo catalán de derechas, tuvimos ocasión de discutir civilizadamente en Israel en septiembre de 2006. Dejo foto del desfile del primer aniversario de la independencia de dicha nación.

Sabino, su legado, forma parte de la España que es y que será.

Precisamente, desde Cataluña, llega el informe del Cercle d'Economia titulado Horizonte 2012: cambio económico y responsabilidad política, presentado el pasado día 22 por el presidente Salvador Alemany, junto con dos de sus vicepresidentes: el ex dirigente popular Josep Piqué y el catedrático Antón Costas, más próximo a las tesis socialistas.

Entrevistado Costas esta mañana por Cuní en TV3, me satisfizo especialmente que, a las preguntas hechas en catalán, el catedrático respondiera en castellano. Esa es la Cataluña sin la que España no es, y viceversa. Les aseguro que, desde luego, Costas no era especialmente "zapaterista". Ayer mismo, lo demostró en El País: Cinco erres para mover la economía.

Tal vez a Sabino esto le hubiera también satisfecho.

Tomando por referencia los dos casos tratado por Ortega en "La España Invertebrada", cabría hacer un informe similar sobre las Fuerzas Armadas en España.

Estoy a la espera de obtener la 'clasificada' encuesta realizada por el catedrático, en su día mentor mío y, sin embargo, amigo Jesús M. Paricio hecha a un porcentaje significativo de los suboficiales y oficiales del Ejército de Tierra.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenas tardes,

¿no puede adelantar, a grandes rasgos, de qué va la encuesta?

Saludos,

kiko dijo...

Me tiene Vd. en ascuas, Sr. Aspizua, con la mencionada encuesta que nos han hecho.

El Sergent de Ferro exil·liat a la meseta.

http://suboficialesagbs.foroactivo.com/
www.as-fas.es