10/07/2009

Cristo Ancor Cabello Santana, cabo de la Infantería Ligera española. ¡Presente!


Foto extraída de ABC.


La mano ociosa es quien tiene más fino el tacto en los dedos,

decía el príncipe Hamlet, viendo

cómo cavaba una fosa y cantaba al mismo tiempo

un sepulturero.

No sabiendo los oficios los haremos con respeto.

Para enterrar a los muertos

como debemos

cualquiera sirve, cualquiera... menos un sepulturero.

Un día todos sabemos

hacer justicia. Tan bien como el rey hebreo

la hizo Sancho el escudero y el villano Pedro Crespo.


Extraído del poema "Romero solo", obra de León Felipe, de profesión maestro de escuela primaria, poeta español que, en la Valencia de 1937, en el Congreso Internacional de Intelectuales Antifascistas, denunció en alta voz a Stalin, a Beria y la Gran Purga, ordenada ejecutar por los criminales citados en la URSS... y en España

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sic semper cipayos.

Jorge Aspizua Turrión dijo...

¿Te refieres a los vascongados contratados por Enrique VIII de Inglaterra para defender la frontera con el Reino de Escocia, pués?

O a los que sirvieron a Francia en Argelia bajo la cobertura de ETA?

interdomin dijo...

Que descanse en paz.

interdomin dijo...

Que descanse en paz.

Antonio dijo...

Pues sí, descanse en paz. Y caiga el peso de la conciencia en los responsables de que llevemos dos años esperando los MRAPs mientras nuestra gente muere en BMRs de 20 años de antigUédad.